River y Boca se ponen manos a la obra para final en Madrid

River y Boca se ponen manos a la obra para  final en Madrid
¡Comparte esta nota!

AFP

River Plate y Boca Juniors empiezan este jueves la preparación en Madrid para realizarse el domingo la Copa Libertadores en una final “medio rara” y bajo fuerte vigilancia policial tras los incidentes acontecidos en Buenos Aires que provocaron su reubicación.

Tras dos semanas de controversia e incertidumbre sobre cómo y dónde se disputaría el desenlace de la superfinal entre los dos archirivales porteños, Boca y River ya estaban instalados este jueves en la capital español con los primeros entrenamientos programados.

Y aún a miles de kilómetros de Buenos Aires, la seguridad del encuentro sigue siendo una cuestión central como muestra la deportación a Argentina este jueves de un líder radical de Boca Juniors aterrizado en Madrid.

Se trata de “uno de los Barras Bravas más significativos y peligrosos, con numerosos antecedentes” policiales, un portavoz de la policía española, que desplegó un amplio dispositivo para mantener la calma durante el partido y los días previos.

En vistas al decisivo encuentro del domingo en el estadio Santiago Bernabéu, con 81.000 asientos muchos de ellos reservados para la abundante comunidad argentina residente en España, los hombres de Guillermo Barros empezaron el jueves la preparación en las instalaciones de la federación española RFEF en las Rozas, al noroeste de Madrid.

Una treintena de seguidores los arroparon desde las verjas que rodean el recinto deportivo de la RFEF. También había más de cuarenta cámaras de televisión en un despliegue mediático propio del clásico español Barcelona-Real Madrid.

Por su parte, River Plate aterrizó en el aeropuerto de Barajas el jueves por la mañana y no tiene programado su primer entrenamiento hasta las 18 horas locales en el recinto deportivo del Real Madrid en Valdebebas.

El domingo a partir de las 19:30 horas acogerá la primera Libertadores que se decide fuera de su continente en un duelo entre los dos grandes rivales del fútbol argentino dispuestos a llevarse el cetro sudamericano, el séptimo para Boca y el cuarto para River.

 

También te puede interesar

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *