Mamás hispanas llenan falta de libros en español en EU

Mamás hispanas llenan falta de libros en español en EU
¡Comparte esta nota!

AP

Quien creció en una familia de habla española probablemente conoce la canción de “Los pollitos”, que pían de hambre o de frío. Una madre hispana, Susie Jaramillo, quiere que todos la conozcan en Estados Unidos.

La canción es el centro de Cánticos, una serie de libros bilingües con sus correspondientes apps y videos de canciones para acompañar que Jaramillo —madre venezolana-estadunidense de dos niños— creó después de encontrarse con una falta de libros en español para leer a sus niños.

La marca, que debutó en 2016, tuvo su gran salto este año cuando el canal Nickelodeon la adaptó para crear una serie para los más pequeños en sus plataformas digitales.

Cánticos aprovechó la demanda creciente de libros en español en Estados Unidos, a la cual la industria editorial tradicional responde de manera esporádica. Pequeñas empresas se lanzan a llenar el vacío, aprovechando las redes sociales y sociedades estratégicas con las grandes cadenas minoristas para llegar a segmentos clave del mercado, con frecuencia el mismo segmento al que pertenecen ellas mismas.

“Cuando tuve mi primer hijo, fui a internet y me pregunté: ¿dónde están los libros de cartón de esas canciones con las que crecí?”, dijo Jaramillo, quien antes había fundado una agencia de publicidad neoyorquina centrada en la población latina.

“Siempre cantamos las canciones norteamericanas en español, y nuestras canciones son lindísimas. ¿Por qué la gente no las canta en inglés?”.

Jaramillo se asoció con Nuria Santamaría Wolfe, madre también y ex jefa de estrategias multiculturales en Twitter, para lanzar Encantos Media Studios, una empresa de espectáculos que inició Cánticos como la primera de sus marcas bilingües.

Otras dos madres, Patty Rodríguez y Ariana Stein, fundaron su editorial en 2014 cuando la primera no pudo convencer a las editoriales tradicionales para que aceptaran su concepto de una serie de libros de cartón con íconos y tradiciones latinos.

La compañía, Lil’ Libros, logró una sociedad con la cadena minorista Target después de publicar su primer libro, Counting with – Contando con Frida, ahora el best-seller de Amazon entre los libros que enseñan a los niños sus primeros números. Los libros se venden ahora en mil 300 librerías en todo el país.

“No esperábamos semejante repercusión. Lo hacíamos por amor. Con que cien chicos recogieran nuestros libros hubiéramos sido felices”, dijo Rodríguez, productora senior del programa radial On Air With Ryan Seacrest.

Chiara Arroyo y Celene Navarette, amigas y miembros de la comisión de la feria del libro de la escuela bilingüe a la que asisten sus chicos en Los Ángeles, también advirtieron la escasez de libros en español. Convencieron a editoriales mexicanas que enviaran algunos títulos, instalaron dos mesas y agotaron rápidamente su mercadería. Hace cinco años fundaron su empresa, que vende libros en ferias del libro escolares y también en línea.

Para 2015 habían fundado LA Librería, una tienda en el centro de Los Ángeles que además es distribuidora nacional de libros de América Latina y España.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *