El uso y aplicación de las redes sociales en los procesos electorales se determina por los mecanismos y objetivos que se persiguen

El uso y aplicación de las redes sociales en los procesos electorales se determina por los mecanismos y objetivos que se persiguen
¡Comparte esta nota!

La influencia de las nuevas tecnologías y las redes sociales en los procesos electorales está determinada por la forma en la que se diseñan los mecanismos para su implementación y los objetivos que se persiguen, señalaron los participantes en la mesa El debate de las E-lecciones en perspectiva comparada, presentada durante los trabajos del Observatorio Participación Ciudadana y Cultura de la Transparencia y la Legalidad. E-lecciones en tiempos de Internet.

 

En el marco del evento organizado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Mar Aguilera, profesora de derecho constitucional de la Universidad de Barcelona, presentó una serie de casos que demuestran que, en algunos países, el “sistema artesanal de elecciones”, en el que el voto se deposita en una urna, da más confianza a los electores, en comparación con los sistemas electrónicos de votación o el voto por el Internet.

Aguilera planteó algunas de las ventajas que tiene la votación electrónica, como, por ejemplo, mayor participación, mejor calidad del voto, mayor rapidez y seguridad del sufragio y mejor accesibilidad para los votantes que viven en áreas remotas, así como para las personas con alguna discapacidad. Sin embargo, señaló que, para poder introducir las nuevas tecnologías con todas las garantías posibles, es necesario contar con ciudadanos activos y procesos transparentes.

En su oportunidad, Jorge Ernesto Roa Roa, de la Universidad Externado de Colombia, compartió que hay una conexión entre la forma en la que se diseñan institucionalmente los mecanismos electorales y los mecanismos de participación ciudadana y la forma en cómo se pueden potenciar o disminuir los problemas de las redes sociales.

Al referirse al caso del Plebiscito por la Paz realizado en Colombia en el año 2016, Roa Roa explicó cómo un mal diseño institucional de un mecanismo de participación puede potenciar los problemas de las redes sociales en los escenarios electorales. En concusión, señaló que se pueden tener mecanismos de participación electoral y de participación popular que sean más tranquilos, más pausados, “que sigan protocolos y que mejoren la ventaja epistémica de nuestras decisiones; además de que contrarresten los efectos negativos de las redes sociales y potencien, desde luego, todos los mecanismos que ayuden a mejorar nuestra deliberación”.

También te puede interesar

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *