Personas de otros estados acuden a buscar a sus familiares

Personas de otros estados acuden a buscar a sus familiares
¡Comparte esta nota!

Más personas han llegado a la Dirección General de Servicios Periciales para buscar entre la ropa y credenciales halladas, algún indicio de sus familiares.

Es el caso de Verónica, que busca desde hace dos años a su esposo José Manuel Ramos Ayala, que el 8 de agosto de 2016 viajó a la zona centro del estado acompañando a Juan Carlos Espinoza, el hijo de un amigo suyo de 29 años que vino a comprar un automóvil.

La última noticia que tuvo fue que ya habían arreglado todos los trámites y que iban de regreso hacia Sonora, pero nunca llegó.

“Me habló y me dijo ‘en la noche o madrugada salimos para allá’, y esa fue la última comunicación que tuve con él”.

Dijo que supo del hallazgo de 32 fosas en Arbolillo por medio de las noticias, y que al saber en qué punto del estado estaban pensó en que había posibilidades de encontrar a su esposo.

“Viajamos ayer, mi cuñada y yo; llegamos con la familia del otro muchacho desaparecido y ahí dormimos”.

Y se quejó por la falta de atención a su caso por parte de la Fiscalía, pues tardaron seis meses en hacerle pruebas a la camioneta en la que viajaban los dos hombres y que tras su desaparición fue hallada calcinada en un camino llamado La Martinica rumbo a Misantla.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *