Cinépolis no exhibirá este año películas de Universal y Warner por disputa de porcentaje en taquilla

Cinépolis no exhibirá este año películas de Universal y Warner por disputa de porcentaje en taquilla
¡Comparte esta nota!

Ciudad de México. (La Jornada). La cadena Cinépolis se mantuvo sin comentarios o declaraciones respecto de la no exhibición de The Post: los oscuros secretos del Pentágono, según dijo a La Jornada su publirrelacionista.

Por su lado, la distribuidora de la cinta dirigida por Steven Spielberg, Universal Pictures, también se abstuvo de emitir declaración alguna sobre el tema.

En redes sociales, críticos y periodistas cinematográficos dan cuenta de que Cinépolis no exhibirá este año las películas de Universal y Warner por cuestiones del porcentaje de taquilla.

Entonces, Cinemex las proyectará en exclusiva, como ya sucedió con Las horas más oscuras y ocurrirá con Tren a París, de Clint Eastwood, que se estrenará este viernes.

La situación de disputa entre las dos cadenas por corridas exclusivas de películas se recrudeció en 2016, cuando, unas horas antes del estreno de la cinta Escuadrón Suicida, con boletos de preventa agotados, Cinemex anunció que no proyectaría en ninguna de sus salas la esperada producción de Universal Pictures acerca de los supervillanos de DC Comics.

La empresa señaló en ese entonces que se cambiaron las condiciones que ya habían sido negociadas con la distribuidora con anterioridad, pues los nuevos términos dejan a Cinemex en desventaja frente a la competencia.

Cinemex tuvo que hacer el rembolso de los más de 75 mil boletos vendidos para la función de estreno. Sus roces con Cinépolis se remontan a 2010, cuando la película El Origen (Inception), protagonizada por Leonardo DiCaprio, también de Warner, se estrenó primero en una cadena y mucho tiempo después en la otra.

En la guerra comercial entre ambas cadenas de cines el que sale perdiendo es el público, pues continuamente se queja –en redes sociales, sin ser escuchado– de que tal actitud va en contra del espíritu del séptimo arte.

Panorama en el país

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), que aglutina a las exhibidoras y distribuidoras, de las 6 mil 11 salas de cine que existen en México, cerca de 3 mil 37 son propiedad de Cinépolis y 2 mil 541 de Cinemex; el resto corresponde a cinetecas o empresas más pequeñas, como Cinemagic, Henry Cinemas y CitiCinemas.

Durante 2017, Warner y Universal fueron las que más recursos obtuvieron en México en taquilla, junto con Disney. Entre las tres se llevaron 8 mil 515 millones de pesos.

La reciente víctima de la confrontación de distribuidoras es el público que desea ver la película que en Estados Unidos ha puesto sobre la mesa las nada cordiales relaciones entre la prensa y el poder, The Post: los oscuros secretos del Pentágono.

Se trata de un cine noble, dicen los críticos, que se suma a cintas como Todos los hombres del Presidente (de Alan J. Pakula, 1976), El dilema (Michael Mann, 1999) y Spotlight (Tom McCarthy, 2015, ganadora del Óscar a la mejor película de 2016), todas sobre la pugna por la libertad de expresión y de prensa.

La cinta de Spielberg es, afirma Hernán Restrepo en su reseña publicada en el portal de Internet de la Red Ética de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), un elogio a las mujeres en los medios de comunicación.

“Gracias a mujeres como ella (se refiere a Kay Graham, heredera del diario The Washington Post, interpretada por Meryl Streep) es que se han dado grandes hitos en la historia del periodismo, como el Watergate, el cual aconteció apenas unos meses después de la filtración de los archivos del Pentágono.

“Entonces, ¿por qué Spielberg tenía tanto afán por rodar esta película? ¿Qué mensaje nos quiere enviar? No creo que lo haya hecho por la taquilla, pues las historias sobre periodistas jamás serán tan populares como Jurassic Park.

Pero también quiero creer que el director quiere enviarle un mensaje a su país: en momentos en los que nos gobiernan patanes como Richard Nixon o Donald Trump, el mundo necesita más que nunca de esta forma de periodismo. Aquel periodismo atrevido, valiente, independiente y de calidad.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *