Javier Duarte en Televisa: el espectáculo de la corrupción

¡Comparte esta nota!

@melorzav

El 12 de octubre se cumplirá un año de que Javier Duarte de Ochoa solicitó licencia al Congreso de Veracruz para ausentarse de su cargo hasta la conclusión de su mandato, luego de haberlo anunciado en el programa Despierta de Televisa en una entrevista con Carlos Loret de Mola.

 

¿Por qué Javier Duarte eligió Despierta para hacer ese anuncio de la “mayor importancia”? La pregunta no resulta ociosa y toma mayor trascendencia si se considera que, un día antes de que Javier Duarte apareciera en Despierta de Televisa, el secretario de Finanzas de la Administración duartista se comprometió con Fernando Landeros, director de la fundación Televisa, a liquidar los 100 millones de pesos pendientes por el mantenimiento del centro de Rehabilitación Integral Teleton (CRIT) de poza Rica, como lo consignó Jenaro Villamil en Proceso. (http://www.proceso.com.mx/458503/javier-duarte-paga-100-mdp-a-teleton-aparece-en-noticiero-televisa-video ).

 

La respuesta a la pregunta planteada la dio Raymundo Riva Palacio en su columna de El Financiero, se trataba de una orden de los Pinos: “Cuando el martes 11 de octubre [Javier Duarte] recibió una llamada telefónica de que el presidente lo esperaba en los Pinos, ‘viajó muy contento’, según una persona que lo vio ese día. Sin embargo, recordó el cercano a Duarte, ‘cuando llegó a la Ciudad de México supo que no lo vería a él, sino a (Miguel Ángel) Osorio Chong’. De acuerdo con personas que platicaron con él sobre lo hablado, el secretario de Gobernación le confió que tenía un amplio expediente de corruptelas de Yunes y que no iba a tomar posesión como gobernador porque lo iban a hacer público. Para ello, Duarte contó a sus cercanos, Osorio Chong le dijo que para que pudieran proceder contra Yunes tenía que solicitar licencia al día siguiente. Quiso argumentar en contra de ese paso, pero no había marcha atrás. Al día siguiente, le instruyó, daría una entrevista a Carlos Loret en su programa matutino en Televisa, donde anunciaría su decisión”. (http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/como-cayo-duarte-y-ii.html )

 

Lo que siguió a la entrevista no fue para Javier Duarte lo que, según Riva Palacio, le había prometido el secretario de gobernación. Pero, a partir de esa aparición en el noticiero televisivo matutino que en ese momento tenía el mayor rating y que durante varias semanas había estado fijando la agenda mediática a partir de sus exclusivas sobre corrupción, el entonces todavía gobernador se colocó en el centro de la opinión pública nacional, convirtiendo su posterior fuga, persecución, captura, extradición y audiencias judiciales, en uno de los casos más televisados junto con el de El Chapo Guzmán.

 

Si es verdad, como consigna Riva Palacio, que la entrevista ya estaba planeada desde Los Pinos, es posible afirmar que, en términos mediáticos, lo  que llevó a Javier Duarte a Televisa esa mañana fue el imperativo de convertirlo en el rostro de la corrupción en la opinión pública que, hasta ese momento, era ocupado por el rostro del presidente Peña Nieto. (Luego de toda la cobertura de las casas de Javier Duarte, ¿quién se acuerda de la Casa Blanca?).

 

De esta manera, el fenómeno mediático de Javier Duarte es tan poderoso que, por ejemplo, incluso su peso corporal y su menú diario se convirtieron en un tema de la agenda mediática el 18 de agosto de 2017, mientras Emilio Lozoya Austin, extitular de Pemex, comparecía ante la PGR por el caso Odebrecht.

 

Así, luego de la entrevista que Carlos Loret de Mola le hiciera a  Javier Duarte aunada a la amplia cobertura televisiva de su caso, han hecho del exgobernador la encarnación de  La-Corrupción en el imaginario de la opinión pública que, lo mismo encuentra en el espectáculo la “demostración” del combate del gobierno federal contra la corrupción, que “demuestra”  en otro sector de la opinión pública la incapacidad de la Fiscalía veracruzana para sostener un caso en su contra.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *