Einstein (una vez más) tenía razón: la detección de la cuarta onda gravitacional que confirma uno de los postulados fundamentales de la Teoría de la Relatividad

Einstein (una vez más) tenía razón: la detección de la cuarta onda gravitacional que confirma uno de los postulados fundamentales de la Teoría de la Relatividad
¡Comparte esta nota!

Fue por mucho tiempo uno de los mayores misterios de la ciencia.

Albert Einstein estaba seguro de que existían: de hecho, las ondas gravitacionales, como las llamó, fueron una de las bases de su Teoría General de la Relatividad, uno de los postulados más innovadores y revolucionarios de la física teórica en el siglo XX.

Según Einstein, todos los cuerpos en movimiento en el espacio se “hunden” por su peso en la malla del espacio-tiempo y generan ondas, como cuando una piedra cae en un río.

Pero no fue hasta 2015, casi un siglo después de las predicciones de Einstein, cuando los científicos las detectaron por primera vez: un raro “sonido” proveniente del espacio era el resultado de la colisión de dos inmensos agujeros negros a unos 3.000 millones de años luz de la Tierra.

Y este miércoles, el Observatorio Europeo de la Gravedad (EGO) en Cascina, Italia, confirmó la detección, por cuarta vez, de estas ondas, generadas por el la fusión de otros dos agujeros negros gigantes que tenían una masa alrededor de 31 y 25 veces la del Sol.

Aunque no se confirmó hasta ahora, las ondas llegaron a la Tierra en agosto pasado y se generaron a unos 1.800 millones de años luz de distancia.

También te puede interesar

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *